Lunes 24 de Julio de 2017

NUEVA CHICAGO “DE LOCAL TENEMOS QUE HACERNOS RESPETAR MÁS”

May 23rd, 2015 | By | Category: Fútbol

Damián Lemos sale por una de las puertas de la cancha y se para unos segundos de espalda al escudo de Nueva Chicago. Hay tres grupitos de personas sobre la vereda de la calle Justo Suárez, al costado del micro. Le piden por favor si se pueden sacar una foto con él.

Christian Gómez salió más temprano hacia su casa. Se recupera de la rotura del ligamento anterior de la rodilla derecha. Se frenó ante el pedido de un par de hinchas para sacarse otra foto: con un cartel de papel que sirve de apoyo a la colecta para agrandar una popular en el estadio República de Mataderos. Sin Gomito, la cinta de capitán se ajusta en el brazo de Lemos, el volante central de 26 años que ascendió de la B Metropolitana a la B Nacional y, de allí, a la Primera. Son los ídolos del Torito, el único equipo de los 30 que no paladeó una victoria en el campeonato. Después de entrenar hasta última hora, entre penumbras, y antes de viajar a Bahía Blanca para jugar ante Olimpo, Lemos se sienta en la escalera de la salida del vestuario local.chicago

–¿Cómo se convive con la derrota?
–Tenemos una sensación rara, porque esperamos muchos años para estar dónde estamos. Hay muchos chicos que estamos acá desde la B Metropolitana y la institución ascendió dos categorías en un mismo año. Era todo alegría y ahora no podemos disfrutarlo. Esa es la sensación encontrada y nos encontramos en esta posición incómoda de no poder ganar y encima estar último en la tabla.

–¿Se lo imaginaban antes de que empezara el torneo?
–Nuestra expectativa era seguir haciéndonos fuertes de local, como lo habíamos hecho en la B Nacional, un campeonato duro en el que nos había tocado la zona más difícil. Sólo habíamos perdido uno de local y habíamos cosechado alguna que otra victoria de visitante. Ese era el camino a seguir, pero no pudimos. Sólo sacamos tres empates, y ahí estamos fallando. De local tenemos que hacernos respetar más. Estamos cometiendo los errores propios de la inexperiencia en la categoría. En este plantel hay pocos jugadores con una larga trayectoria en Primera, y lo estamos pagando.

–Remarcaste que metieron sólo un gol en los últimos cinco partidos.
-Hay varios problemas. Ahí estaba defendiendo que nos decían que nos metían goles en todos los partidos. Es verdad, y quizá los partidos en los que no nos metieron goles fueron en los que sumamos. Contra Boca, contra Racing. Tenemos que empezar a hacernos fuertes en la defensa. Para sumar nos tienen que convertir poco. Es el primer camino. Y también tenemos que convertir. Hay alarmas de los dos lados.

–Rodolfo Arruabarrena dijo que River en la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores le planteó el partido como Chicago, con un 4-5-1. Ustedes casi le ganan en La Bombonera.
–Fuimos conscientes de nuestras limitaciones y sabíamos que si nos plantábamos de igual a igual con un Boca que estaba en su mejor momento nos podía pasar por arriba. Boca venía de arrasar con todos, de meter un gol en todos los primeros tiempos, de ganar siempre en La Bombonera, y necesitábamos hacernos fuertes. Hicimos un partido inteligente. Le cerramos los caminos y quizá tuvimos algunas contras para poder convertir. Si bien sufrimos, fue un empate muy valioso.

–Levantás la cabeza y no está Gomito. ¿Qué les pasa?
–Christian, para el mundo del fútbol, es una figura más. Pero para Chicago representa todo. Es un pedazo vivo de la historia de Chicago. Tiene 40 años y sigue jugando, y en este plantel, que quizás es un plantel humilde, era nuestro as de espadas. Con la lesión de él intentamos traer una figura como el Rolfi Montenegro para tratar de suplir su cualidad técnica y no pudimos. Christian es mucho más que un enganche dentro del equipo. Necesitamos su pronta recuperación. A partir de la última semana empezó a entrenar todos los días con nosotros después de tres meses. Nos hace bien.

–¿Cuál es el paso previo para ganar?
–El Yagui (Rubén) Forestello, que asumió esta semana como técnico, está tratando de trabajar mucho en los estados de ánimo. Nos hizo ver y nos demostró que siempre nos faltó un poquito; ese poquito es la desesperación de buscar la victoria como sea que nos está llevando a perder. Lo que intenta hacer es que tengamos paciencia; leer los momentos, que es lo difícil del fútbol. Saber cuándo podemos ganar y cuándo lo podemos perder. En el momento que nosotros sentimos que lo podemos perder, ahora lo perdemos. No se va a dar la victoria porque sí. Si faltan cinco minutos y empatados, hay que saber cuándo atacar. Si desesperadamente queremos buscar la victoria, vamos a cometer los errores que venimos cometiendo y vamos a perder. Tenemos que poder detectar las flaquezas del rival y nuestras virtudes. Si vamos a buscar resultados, no siempre se necesita jugar mejor que el rival para conseguirlos. Pero en este momento tenemos que ganar confianza y perder la inseguridad y el sentimiento de derrota. Por ahí ya sumamos. Desde ahí construimos los cimientos para una conseguir una victoria. Es pasito a pasito. Si queremos ganar de inmediato un partido, vamos a volver a pecar y vamos a volver a perder tontamente.

–Entonces se comienza a sumar ya con Olimpo.
–Sí, y ahora viene una seguidilla de equipos con los que peleamos directamente, esos que se llaman rivales directos. En estas 12 fechas nos tocaron sólo dos equipos de los que recién ascendieron y ahora se vienen Olimpo, Atlético de Rafaela y Temperley, a los que les tenemos que ganar, contra los que no podemos perder. Si bien por repercusión Boca o Racing es bailar con la más linda, como se dice, son estos partidos lo que tenemos que ganar.

Leave a Comment