Lunes 01 de Mayo de 2017

El maltrato es más complicado en el interior

Sep 10th, 2016 | By | Category: Interés General

La contención ante hechos de violencia familiar se dificulta más en los casos que ocurren en localidades muy pequeñas. La distancia con los centros de contención y los factores socioculturales suman complicaciones.

“Estuve casada con un violento, vivía con los ojos morados, hasta que un día agarré a mis seis hijos y nos fuimos para siempre”. Cuando Ramona Domínguez (60) decidió abandonar a su pareja que la golpeaba cuando se emborrachaba, estaba embarazada de tres meses. El mayor de sus hijos tenía 14 años y el menor apenas caminaba.

En Los Reartes, pequeña comuna de Calamuchita, un encuentro del grupo Fortaleciendo Géneros, creado para atender y prevenir casos de violencia contra la mujer.Ya pasaron dos décadas. Hoy, se siente orgullosa de esos hombres y mujeres que crió sola, trabajando como moza o mucama. Huyendo de los maltratos, se mudó de La Cumbrecita a Los Reartes.

Ramona cuenta su historia a quien la quiera oír. Participa del grupo Fortaleciendo Géneros, formado recientemente en Los Reartes, pequeña comuna de Calamuchita, como un espacio de contención y ayuda para personas que no pueden salir de ese círculo cerrado y complejo, en la mayoría de los casos dominado por un esquema machista y sustentado por cierta dependencia económica. “Hay muchas que no quieren hablar ni quieren ver que están mal. Yo les digo que no pueden vivir una situación así, porque les hacen daño a sus hijos, que terminan siendo violentos”, aconsejó.

Aunque la violencia de género es transversal a toda la sociedad, en comunidades pequeñas suele complicarse más animarse a denunciar y obtener asistencia inmediata.

La movida nacional con el lema #NiUnaMenos ayudó a disparar la problemática y a ponerle rostro local. En Los Reartes, sembró la semilla de esa asociación y otras acciones de concientización.

“Es inimaginable la violencia que se vive, pero es difícil llegar a las mujeres. Todo queda puertas adentro”, indicó Adriana Salgado (34), otra integrante del grupo. “Hace poco yo me enteré del deber del padre de ayudar económicamente, y acá el hombre no te da un peso”, apuntó.

Fuente: Carina Mongi, La Voz del Interior

Leave a Comment