Lunes 26 de Junio de 2017

A clases en casa. La tendencia es que los niños estudien en sus hogares, y va en aumento.

Jul 24th, 2016 | By | Category: Destacados, Interés General

Están descontentos con el sistema educativo y creen que ellos pueden instruirlos mejor fuera de la escuela tradicional. En Córdoba, hay controversia con algunos casos, que están a punto de ser judicializados.

El primer caso es el de un chico de 8 años en Río Tercero. Otros dos niños, de 9 años, en esta situación viven en Almafuerte y en Santa Rosa de Calamuchita, respectivamente.

En países como Estados Unidos, la educación en casa es una tendencia que tiene varios años. En Argentina es más novedosa. Tradición.Al iniciarse el ciclo lectivo, sus padres acudieron a la escuela y expusieron sus argumentos sobre por qué no enviarían a sus hijos. Aseguran que los niños pueden aprender mucho mejor en la casa. Son tres ejemplos de homeschooling (educar en la casa) entre los muchos que hay en Córdoba y en el país. A fines de marzo, los tres colegios involucrados pidieron intervención de la Provincia. No descartan ir a la Justicia. “No voy al colegio, mi mamá me enseña en casa”, cuenta con frecuencia un niño de 8 años que vive en Río Tercero. Sus padres decidieron desescolarizarlo. Igual respuesta ofrecen otros dos, de 9 años, en localidades cercanas. Uno reside en Almafuerte y otro en Santa Rosa de Calamuchita.

Los tres transitan por la misma experiencia. Al iniciarse el ciclo lectivo, sus padres acudieron a la escuela y expusieron sus argumentos sobre por qué no enviarían a sus hijos, aunque una ley fije la obligatoriedad de la enseñanza escolar (algunos aducen que la ley exige enseñanza, no así “escolarización”). Son tres ejemplos de muchos más que habría en la provincia y en el país.

No se trata de familias que no escolarizan a sus hijos por vivir en marginalidad, casos que también se registran en el país.

El homeschooling, o educación en el hogar, es una elección de padres que exponen que no están conformes con el sistema educativo y prefieren que sus hijos reciban el aprendizaje en sus casas.

La tendencia nació en Estados Unidos. Es una modalidad con auge en ese país y que se fue extendiendo a otros.

No hay cifras oficiales, pero sitios vinculados a la educación alternativa estiman que en Argentina habría unos dos mil casos de niños desescolarizados por opción de sus padres.

Fuera, pero controlados

Gustavo Prettini, responsable para Río Tercero y zona de la Unidad de Desarrollo Regional (Uder) que depende de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) de la Provincia, confirmó la existencia de tres casos en esta región y marcó que “no se trata de gente que esté en la marginalidad, sino de padres que han argumentado que sus hijos aprenden más en la casa que en la escuela”.

El dilema se presenta ante la ley que impone como obligatoria la educación escolar.

A fines de marzo, los tres colegios involucrados pidieron intervención de la Uder. Prettini señaló que “desde ese momento se comenzó a trabajar con las escuelas, las familias, las inspectoras y los equipos técnicos de la Provincia y de los municipios”. Mencionó que el seguimiento involucró entrevistas con los jóvenes y sus familias, además de sumar a docentes y especialistas.

Explicó que “se buscó que los padres vuelvan a mandar a sus hijos por propia voluntad, mientras están por disposición de la Uder permanentemente monitoreados Es difícil encontrar entidades que pregonen el “homeschooling” de manera orgánica. Pero sí hay muchos sitios y blogs en internet. Uno de los más conocidos es educoencasa.com, un portal en el que Paula Lago cuenta por qué decidió sacar a sus hijos –de 8 y 12 años– de la escuela, y enseñarles en su casa. “No estoy en contra de la escuela como tal –dice–, sino que como está estructurada ahora; no se condice con lo que yo espero que reciban mis hijos”. En el sitio, brinda consejos para padres interesados. y hasta evaluados sobre los conocimientos que adquieren sin ir a la escuela”.

Citó que si bien “la Uder no tiene un tiempo establecido por ley en ese proceso para que retorne el niño a la escuela”, el trimestre transcurrido ya es válido para sacar algunas conclusiones. En esa línea, anticipó que al observar la resistencia de los padres para el retorno al sistema educativo, es casi seguro que en las próximas semanas se pida la intervención de la Justicia.

Prettini puntualizó que “los padres exponen que están preparados para enseñar a sus hijos” y que argumentan que “sin ir a la escuela sociabilizan en otras áreas recreativas”.

El rol judicial

El juez de Menores de los Tribunales de Río Tercero y zona, Pedro Salazar, explicó que a partir de la nueva ley 9.944 de minoridad (2011), la Justicia interviene en este tipo de casos, que se interpretan como “acciones primarias e inmediatas”, sólo a pedido de la Uder y luego de que esta repartición haya actuado en el asunto.

Precisó que una vez que la Uder eleva los informes, el Juzgado ordena un control de legalidad, tras lo cual el niño debería retornar a la escuela. En estos tres casos puntuales, el jefe de la Uder regional anticipó que esos informes están culminados.

Salazar advirtió que “en casos muy extremos los padres podrían hasta ver cuestionada la tenencia de sus propios hijos”, si rehúsan a cumplir con la ley que asegure su proceso educativo.

En la 10ª Circunscripción Judicial, que comprende a los departamentos Tercero Arriba y Calamuchita, no se recuerdan antecedentes de casos de desescolarización por cuestión ideológica, como marca esta tendencia.

Fuente: La Voz del Interior

Leave a Comment